Bebé & Familia

Preguntas y respuestas sobre la vacunación infantil

miércoles 8, enero 2020 - 7:00 am

Según los cálculos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las vacunas salvan la vida a entre dos y tres millones de personas cada año.

La vacunación es una forma sencilla, inofensiva y eficaz de protegernos contra enfermedades dañinas antes de entrar en contacto con ellas. Las vacunas activan las defensas naturales del organismo para que aprendan a resistir a infecciones específicas, y fortalecen el sistema inmunitario.

Tras vacunarnos, nuestro sistema inmunitario produce anticuerpos, como ocurre cuando nos exponemos a una enfermedad, con la diferencia de que las vacunas contienen solamente microbios (como virus o bacterias) muertos o debilitados y no causan enfermedades ni complicaciones.

publicidad

Te compartimos algunas preguntas y respuestas que elaboró la OMS para desterrar algunos mitos que rodean la vacunación para los menores.

¿Por qué es importante vacunarse?

Al no vacunarnos corremos el riesgo de contraer enfermedades graves como el sarampión, la meningitis, la neumonía, el tétanos y la poliomielitis, muchas de las cuales pueden ser discapacitantes y mortales.

Las dos principales razones para vacunarse son protegernos a nosotros mismos y proteger a las personas que nos rodean.

Las vacunas ponen en marcha las defensas naturales del organismo y, de ese modo, reducen el riesgo de contraer enfermedades.

¿Qué enfermedades previenen las vacunas?

Las vacunas protegen contra muchas enfermedades, entre ellas:

¿Cuál es el momento adecuado para vacunarse?

Las vacunas nos protegen durante toda la vida y en diferentes edades, desde el nacimiento hasta la edad infantil, durante la adolescencia y la edad adulta. La mayoría de los países proporcionan cartillas de vacunación, tanto a los niños como a los adultos, en las que se consignan las vacunas que han recibido y las nuevas vacunas o las dosis de refuerzo que se les deben administrar más adelante.

Retrasar el momento de vacunarnos es correr el riesgo de enfermarnos gravemente. Si esperamos a hacerlo hasta arriesgarnos a exponernos a una enfermedad (por ejemplo, durante un brote), puede ser demasiado tarde para que la vacuna actúe y para recibir todas las dosis recomendadas.

Ministerio de Salud anuncia que vacunará a niñas contra el Papiloma Humano

¿Por qué se inicia tan temprano la vacunación?

En su día a día, los niños pequeños pueden estar expuestos a enfermedades simplemente por estar en diversos lugares y en contacto con distintas personas. Ello representa un riesgo importante. En sus calendarios de vacunación, la OMS recomienda proteger lo antes posible a los lactantes y los niños pequeños. A menudo, en estas edades hay más riesgo de sufrir enfermedades porque el sistema inmunitario no se ha desarrollado por completo y el organismo tiene menos capacidad para combatir las infecciones. Por eso es tan importante vacunar a los niños en el momento recomendado para cada enfermedad.

No he vacunado a mi hijo en el momento recomendado. ¿Es demasiado tarde para hacerlo?

Con las escasas excepciones de algunas vacunas, nunca es demasiado tarde para vacunarse. Pregunte a los profesionales sanitarios cómo recuperar las dosis de vacunas no administradas, tanto para ti como a tu hijo.

¿Son seguras las vacunas?

La vacunación es inocua y, aunque pueda producir efectos secundarios, como dolor en el brazo o fiebre baja, suelen ser muy leves y temporales. Si bien no puede descartarse que ocasionen efectos secundarios graves, estos son sumamente raros.

¿Cómo prevenir las enfermedades infecciosas para las que no hay vacuna?

Las vacunas, ¿causan efectos secundarios?

Como todos los medicamentos, las vacunas pueden causar efectos secundarios leves —por ejemplo, fiebre baja, dolor o enrojecimiento en el lugar de inyección—, que desaparecen espontáneamente a los pocos días.

La probabilidad de sufrir una reacción grave a una vacuna es de uno entre un millón.

¿Se puede administrar a los niños más de una vacuna simultáneamente?

Se ha demostrado científicamente que administrar varias vacunas al mismo tiempo no causa efectos negativos. Los niños están expuestos cada día a cientos de sustancias que desencadenan respuestas inmunitarias.

Cuando se administra a un niño una vacuna múltiple (por ejemplo, contra la difteria, la tosferina y el tétanos) se reduce el número de inyecciones y se le causa menos malestar. Además, se garantiza que recibe las vacunas que necesita en el momento adecuado para no exponerlo al riesgo de contraer enfermedades potencialmente mortales.

OMS: Veinte millones de niños se quedan sin vacunas cada año



RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Casos de paperas mantienen en alerta a pediatras salvadoreños

La Asociación de Pediatría de El Salvador (ASOPEDES) ha alertado a la población través de un …

MÁS INFORMACIÓN
Los riesgos de no vacunar

Desde que se inventaron las vacunas existe temor sobre los posibles efectos secundarios que estas pueden …

MÁS INFORMACIÓN


Opina y Comenta

VIDASANA abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Deja un comentario