Probióticos, el aliado imprescindible ante las diarreas

martes 25, junio 2019 | 3:53 pm

La llegada del invierno, con su combinación de humedad y altas temperaturas, genera el ambiente perfecto para la proliferación de bacterias y enfermedades gastrointestinales, como la diarrea.

 

Por Jhoel Díaz

Junio 2019

En los países tropicales, estas enfermedades afectan a miles de personas cada año. En lo que va del año, hasta el 15 de junio, El Salvador ha registrado 192,556 casos de diarreas y gastroenteritis solo en el sistema público, según el Ministerio de Salud.

A nivel internacional se maneja que estas cifras van en aumento, debido también a la resistencia de las bacterias a algunos antibióticos, mismos que van perdiendo fuerza por su uso inadecuado.

En este contexto, recientemente se llevó a cabo el XIV Encuentro de Gastroenterología de El Salvador, donde se desarrolló la conferencia “Probióticos: Evidencia y uso práctico en patologías digestivas”, a cargo de la gastroenteróloga mexicana Ana Teresa Abreu.

“Es un hecho que como países tropicales tenemos más predisposición a tener diarreas infecciosas”, apuntó Abreu, embajadora de laboratorios Sanofi, e hizo hincapié en que estas afectan a personas de todas las edades por igual.

“La diarrea es un escenario no solo en niños; implica una pérdida de volumen (de la materia fecal), pero también de electrolitos y agua, lo que puede llevar a deshidratación o insuficiencia renal aguda”, destacó la profesional, apuntando además al riesgo de muerte entre quienes la sufren, especialmente niños y ancianos.

_______________________________________________________________________________________________

El Salvador ha registrado al menos 37 fallecidos por diarreas en lo que va del año.

_______________________________________________________________________________________________

Tratamientos efectivos

“El 70% de las infecciones gastrointestinales en cualquier edad, son virales; y es muy común que en lugar de dar un tratamiento antiviral, se abuse del uso de antibióticos que deterioran más las bacterias buenas que intentaban ayudarnos”, señaló Abreu.

En este sentido, afirmó que la piedra angular en un cuadro de diarrea es la hidratación oral, pero también el empleo de cepas probióticas, microorganismos que han demostrado de forma científica, que son bacterias con funciones especiales durante las diarreas: ayudan a disminuir el número de deposiciones y a que la deshidratación no progrese.

Abreu, quien es la única latinoamericana que pertenece a la Sociedad de Prebióticos y Probióticos a nivel mundial, indicó el uso de probióticos certificados a la hora de administrar tratamientos como los antibióticos, ya que son ideales para prevenir el daño a la población de bacterias buenas y para restaurar la microbiota intestinal.

“Cuando administras cepas probióticas, estas van a recolonizar tu intestino, a favorecer que otras líneas bacterianas crezcan y empiece de nuevo un equilibrio”, acotó la doctora.

Advirtió que no todo lo que se anuncia en el mercado como probiótico lo es, por ello recomienda el uso de productos de calidad médico-farmacéutica, y no limitarse a presentaciones como yogures, chocolates y similares.

Dra. Ana Teresa Abreu, gastroenteróloga.

Evitando los riesgos

La automedicación es uno de los mayores riesgos que la población se juega hoy en día. “Si el paciente detiene la diarrea con agentes que tapen o disminuyan el tránsito, pueden favorecer que algunos gérmenes patógenos proliferen y lleven a una peritonitis o perforación intestinal”, lo que conlleva un riesgo de muerte, agregó la doctora.

También instó a evitar el uso de bebidas energetizantes que a menudo se venden para hidratar, ya que tienen una elevada dosis de azúcar que favorece a la diarrea e incrementa la deshidratación.

“A veces los médicos también pecamos en la sobremedicación, al sugerir el uso de un antimicrobiano (antibiótico) cuando realmente el escenario es viral, y esto genera que las bacterias buenas disminuyan y se perpetúe la diarrea”, explicó.

Abreu dijo además que un cuadro infeccioso prolongado o tratado de forma inadecuada propicia que se instale otra condición muy conocida: el síndrome de intestino irritable post infeccioso, resultado de un episodio intestinal agudo.

Más allá de las afectaciones gastrointestinales, la especialista indicó que un desorden en la microbiota intestinal, a largo plazo, puede traer problemas como la tendencia a la obesidad, alteraciones metabólicas, enfermedad inflamatoria intestinal y alergias.

https://www.instagram.com/p/BzNpLh9F3mL/

En tu próxima cita con el gastroenterólogo o con tu médico de cabecera, no olvides consultar sobre el uso de probióticos para obtener una óptima recuperación de las gastroenteritis.

 

 

Creémos que podría interesarte
[caption id="attachment_34808" align="aligncenter" width="627"] Adicional al hierro, los cereales infantiles NESTUM® contienen probióticos, bacterias benéficas
Gracias a las propiedades tanto de los probióticos como los prebióticos mejoramos nuestras digestiones y
                             
Ahora el Sistema de Nutrición de NIDO (Prebio1+, Prebio3+ y Calci-N5+), viene reforzado con Lactobacillus

Deja un comentario