Transformando metal, transformando mentes

martes 27, noviembre 2018 | 2:58 pm

Relojes, pulseras, juguetes y otros objetos se crearán a partir de la fundición de armas de fuego.

Fotos y Texto: Marcela Moreno

¿Imaginaste alguna vez que las armas de fuego se podrían convertir en pulseras y relojes? El Salvador es el país piloto de esta iniciativa Humanium Metal para desarrollar el programa “Transformando metal, transformando mentes”, donde el metal procedente de armas de fuego se transformará en objetos libres de violencia.

Y es que los costos y efectos globales de la violencia armada van incremento, a pesar de no estar en situaciones sin conflicto, estos efectos incluyen el gasto en orden público y seguridad interna, seguridad privada de empresas y particulares y la carga asociada a las personas desplazadas.

En termino económicos, se estima que el costo de bienestar de la violencia colectiva e interpersonal representa alrededor del 1.63% del PIB mundial o hasta $1.4 billones.

Armas cortas, largas y artesanales fueron fundidas para crear Humanium metal.

Sin embargo, estas estimaciones no reflejan el impacto de la violencia y la inseguridad en términos de dolor y sufrimiento, o el impacto negativo en el comportamiento y las actividades económicas de las personas

Debido a esta situación, este proyecto pretende contribuir al crecimiento económico y procurar un ambiente más pacífico a través de la destrucción de armas de fuego y su transformación en productos que transmitan un mensaje positivo a la sociedad. Asimismo, se quiere minimizar los índices de violencia armada de El Salvador.

Innovadora iniciativa

Esta iniciativa es apoyada por Suecia, a través de la organización IM Swedish Development Partner, con el acompañamiento de la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD) y la Fundación Red de Sobrevivientes y Personas con Discapacidad. Una de los beneficiados de este innovador programa es la Fundación Red de Sobrevivientes y Personas con Discapacidad que al ser ejecutora de programas de prevención de la violencia y atención a víctimas, garantizarán el proceso de producción y exportación del metal resultante de la fundición de armas.

El Ministerio de Relaciones Exteriores acompañó el lanzamiento del proyecto apoyado por Suecia: “El Salvador- país piloto de la iniciativa Humanium Metal”.

La más reciente fundición se realizó en la fundidora CORINCA por el Ministerio de la Defensa. En el procedimiento se destruyeron 1,256 armas; de las cuales 828 fueron cortas y 145 artesanales. Dichos artefactos fueron decomisados por faltas a la ley y otros fueron entregados por sus dueños voluntariamente.

El metal fue transformado en la fundidora CORINCA en Quezaltepeque.

El Metal Humanium, luego de ser transformado, será exportado hacia Suecia para ser convertido en objetos que contribuyan a una cultura de paz y puedan ser comercializados. Los fondos recaudados de la venta retornarán para ayudar a programas de prevención de violencia y dar asistencia a víctimas de la violencia armada.

Para conocer más del proyecto puedes visitar su sitio web: Humanium metal

Creemos que podría interesarte:

Deja un comentario