El Especialista

Salud mental: un factor fuertemente impactado en la pandemia. Recomendaciones para mejorarla

jueves 7, enero 2021 - 9:00 am

Con sueños, expectativas y planes iniciamos el 2020. Sin embargo, fue un año atípico, lleno de sorpresas, dolores, pérdidas e incertidumbre
para más de la mitad de la población mundial.

El primer caso de COVID-19 en El Salvador fue detectado en marzo. De repente nos vimos obligados a la larga cuarentena, el distanciamiento social, el aislamiento hospitalario y con ello, la poca claridad de lo que pasaba. No estábamos preparados para nada de lo que estábamos viviendo.

La pandemia de covid-19 ha perturbado o paralizado los servicios de salud mental esenciales del 93 % de los países del mundo, según la organización mundial para la salud (OMS).

publicidad

El COVID no solo nos afectó el cuerpo, sino también la mente… las emociones.

En el documento “COVID-19, Intervenciones recomendadas en salud mental y apoyo psicosocial durante la pandemia” de la OMS, considera vital atender los impactos psicosociales en las personas y familias afectadas directamente por el virus. Y atender los impactos que ha generado la muerte y el duelo, promoviendo la salud mental y el bienestar psicosocial.

Miedo, preocupación, estrés, ansiedad, depresión. Todas respuestas “normales” cuando nos enfrentado a situaciones de crisis. Lo “anormal se volvió normal” y tuvimos que vivir todo esto encerrados en nuestras casas, cambiando nuestro estilo de vida, trabajando de manera remota, nuestros hijos recibiendo clases en línea, y enfrentando problemas cuando no teníamos los recursos físicos ni psicológicos para enfrentar una vida así.

Algunas personas desarrollaron síntomas intensos de ansiedad y miedo de contraer el virus. Muerte y COVID se combinaban y nadie quería pasar por eso. Los gobiernos del mundo tomaban sus medidas, pero la gente se enfrentaba a muchas pérdidas. Empresas cerradas, trabajos perdidos, citas médicas pospuestas porque toda la atención y recursos eran para hacerle frente a esta nueva enfermedad, dejando de lado la salud mental.

En El Salvador, a través de un estudio publicado en la Biblioteca Electrónica Científica en Línea, se comprobó que de 339 personas participantes (62 % mujeres y 38 % hombres con un promedio de 34 años de edad) un 75% manifestó síntomas leves de depresión, ansiedad y estrés.

Una cuarta parte de la muestra reportó haber experimentado síntomas emocionales entre moderados y extremadamente severos durante casi tres semanas de vigencia del estado de excepción y la cuarentena domiciliar.

  • Ayuda a otros. Esto siempre es beneficioso, no solo para quien recibe la ayuda, sino para quien la ofrece.
  • Busca oportunidades de contar o escuchar historias alentadoras, por ejemplo, personas que se recuperaron o que cuidaron a un ser querido durante la recuperación y estén dispuestas a hablar de esa experiencia. Eso produce esperanza.
  • No temas decir que necesitas ayuda profesional. Si buscar un psicólogo o un psiquiatra es una opción porque los síntomas como ansiedad o depresión se han vuelto más graves, hazlo.
  • Si perdiste su trabajo, haz un inventario de todo que sabes hacer bien. Quizá sepas manualidades, comida típica, contabilidad y comienza con amigos y conocidos ofreciendo tus servicios.
  • Busca tutoriales gratis acerca de lo que deseas aprender.
  • Minimiza el tiempo que dedicas a mirar noticias. Que sea una vez al día y de fuentes confiables.
  • Si tu salud mental ha sido afectada, busca grupos de apoyo como Fresh Hope para la Salud Mental, puedes buscarlos en redes sociales, ellos tienen grupos de apoyo en línea para personas con enfermedades mentales y ofrecen ayuda personalizada gratis.
  • Mantén tus rutinas a la medida de lo posible. Horarios, actividades de aprendizaje, trabajo o cuidados del hogar.
  • Sigue contacto con seres queridos por teléfono o medios digitales.
  • Aprende rutinas de ejercicios físicos simples que puedas realizar dentro de casa, para fomentar la movilidad y reducir el aburrimiento.
  • No te desveles innecesariamente, ten un horario regular de sueño, aunque no estés trabajando o estudiando.
  • Haz un plan de comida saludable como propósito de año nuevo. Mira con optimismo el 2021, a pesar de las pérdidas y momentos de dolor.

Fuente:

Licda. Elizabeth González
Psicóloga y coach
7928-2936
gonzalez.eli@gmail.com



RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

¿Cómo impacta el COVID19 en la aparición de accidentes cerebrovascuales?

Hasta la fecha no se conocen bien todos los efectos que el SARS-CoV-2 puede producir en …

MÁS INFORMACIÓN
Pruebas para detectar COVID-19: ¿Cuándo es el momento ideal para hacerlas?

Ante el notorio aumento de casos de COVID-19 a inicios de este 2022, cientos de salvadoreños, …

MÁS INFORMACIÓN
Factores que te impiden conciliar el sueño en las noches

 A estas alturas todos hemos escuchado en varias ocasiones, desde que empezamos a tomar medidas para …

MÁS INFORMACIÓN


Opina y Comenta

VIDASANA abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Deja un comentario