LA IMPORTANCIA DE LOS HÁBITOS EN FAMILIA

jueves 13, diciembre 2018 | 3:00 pm

Para revista VIDASANA fomentar hábitos saludables– en todos sus aspectos – es y será siempre su objetivo principal, por ello a unos días de finalizar este 2018 e iniciar un nuevo año es nuestro deber recordarles sobre la importancia de desarrollar hábitos familiares que permitan unificar un ambiente pleno de actividades significativas, sencillas y que pueden continuarse de generación en generación.

En esta última edición del año te compartimos algunos de los hábitos familiares que fomentan el amor y la unidad, y que a pesar del paso del tiempo se mantienen en muchos hogares.

publicidad
  • Hábitos y valores que perduran. La manera ideal de promover mejores hábitos alimenticios y actividades sanas en los niños es involucrarse directamente en la educación de los hijos mejora la autoestima y la autoconfianza, además de desarrollar habilidades sociales, los niños tienen mayor éxito a nivel escolar, empatía por los demás y aprenden a obedecer las reglas y normas que se establecen, explica Jimena Ocampo Lozano, psicopedagoga de Universidad Complutense de Madrid.

Este enfoque puesto en la familia simplemente significa que todos, padres e hijos, trabajan juntos, en equipo, para lograr una vida sana. Como con cualquier equipo, existe un líder, o un entrenador, ¡y ése eres tú! Hay algunas actividades que de por sí incluyen a cada miembro de la familia, y como individuos deberíamos hacer que las mismas se conviertan en costumbres diarias para desarrollar buenos hábitos familiares.

 

  • Inícielos desde pequeños. No esperes a que tu hijo esté excedido de peso para establecer buenos hábitos alimenticios y de ejercicio. Es mucho más fácil mantener un peso sano que tener que adelgazar en el futuro.

 

  • Cocinen juntos. Es posible que no sea práctico hacerlo todos los días, pero invita a tus hijos a ser parte del proceso de preparación de la comida. Lo niños pequeños pueden aprender conceptos de matemáticas al medir ingredientes y comenzarán a entender las reacciones químicas que se producen al cocinar. También podrán entender qué es un ingrediente sano. Los niños mayores disfrutarán del permiso que tienen para seleccionar y preparar comidas que ellos prefieran y será más probable que coman lo que han cocinado. Esto hasta los puede inspirar para que tomen decisiones más sanas por su cuenta.

 

  • Expresa tu afecto. El amor es lo principal dentro del seno familiar, y no debe confundirse con cumplir todos los caprichos. Amar es cuidar, proteger, corregir y orientar.

publicidad
  • Buena comunicación. El diálogo logra unir a los miembros de una familia, ya que genera confianza y fortalece los lazos. Es importante conocer las expectativas, alegrías, preocupaciones y metas. Motivar constantemente y expresarles que cuentan contigo en todo momento.
  • Sé un ejemplo a seguir. Los niños aprenden observando y, por eso, los padres son el mejor ejemplo para fomentar los buenos hábitos. Enséñales valores, a cuidar su salud, a disfrutar la lectura, a ser amables y respetuosos.

 

  • Planea actividades en familia. Aprovecha los fines de semana para hacer planes que estaquen la importancia de compartir y trabajar en equipo. Escoge actividades que les gusten a todos. Ir a la playa, cocinar un postre, una caminata en la montaña, pueden ser excelentes planes para compartir en familia.

 

APUESTAS QUE DEBEN SER IMPLEMENTADAS POR LAS FAMILIAS ACTUALES:

  • Cultivar hábitos saludables, tener presente la importancia de una salud integral.
  • Acompañar el crecimiento de los más pequeños y también las enfermedades de los abuelos.
  • Mantener tradiciones que se han heredado de otras generaciones.

EL ARTE DE LA MESA

Cuando se habla de hábitos saludables vienen a nuestra mente los hábitos alimentarios, y es que estos son una rica herencia sociocultural que estamos obligados a transmitir de generación en generación y las familias, son el lugar idóneo para la adquisición de estos conocimientos. En la infancia se consolidan y nos acompañan casi toda la vida hasta el envejecimiento. El arte de la mesa constituye un vector de la convivencia y un momento importante de socialización e influye positivamente en las relaciones sociales y familiares.

 

No hay que olvidar que “la hora de desayunar-comer-cenar” debe ser lo más agradable y distendida posible. Las comidas familiares frecuentes se asocian a una mayor unión o cohesión familiar, una mayor  interdependencia de todos sus miembros y un estado emocional de bienestar de éstos.

Además, cenar con la familia mejora el rendimiento escolar y psicológico. El momento de la comida, además, constituye una ocasión de comunicación familiar y social y sirve  para transmitir tradiciones. Igual que ocurre en otros aspectos de la vida, la moda condiciona la alimentación en un momento determinado.

Creémos que podría interesarte
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), existes ciertas prácticas cotidianas que afectan directamente
Una de las cosas que más preocupan a la población masculina, es el tamaño de
A menudo solemos asociar el aumento por cuestiones laborales, y es posible que no estemos equivocados.
Los orgasmos han sido el mayor movimiento social. Promueven guerras y paz, promueven industrias millonarios

Deja un comentario