Salud

Esta es la forma ideal de activar el celebro después de una cuarentena

lunes 7, septiembre 2020 - 5:00 am

Los periodos de aislamiento prolongados suelen dejarnos con la sensación que nuestros propósitos de vida se ponen «en pausa», y esto incide negativamente sobre nuestra motivación. ¿Lo crees? Pero cabe aclarar que realmente no es una pausa lo que impacta nuestro cerebro
en esta situación, es la falta de estructura, la cual se relaciona con una rutina que estaba determinada por una serie de factores que, en su mayoría, eran externos, como la hora a la que armábamos nuestra mañana para tratar de saltarnos el tráfico, la ruta que tomábamos para nuestros trabajos o compromisos cotidianos, salir a comer con nuestros amigos y disfrutar el tiempo en familia.

Ahora bien, lo primero que debes aceptar es que tu rutina no se ha pausado, solo ha cambiado; en muchos casos de forma drástica y en otros de manera leve. Pero lo que sí es cierto es que ahora tú y nosotros dependemos de alguien de quien no estamos acostumbrados: ¡de nosotros mismos!

 

publicidad

Por ello, la psicóloga Dina Semsch comparte contigo recomendaciones que pueden serte muy útiles en el proceso de poscuarentena, para que tu cerebro se active y se ajuste a la nueva realidad.

  • Sé consciente de que los requerimientos diarios han cambiado y, por ende, tu rutina también. Tendrás que hacer ajustes que estén acordes a tus necesidades actuales, que incluyan tareas del hogar, trabajo, tiempo de ocio, autocuidado, etc.
  • Sin embargo, debes entender que no todo lo vas a ejecutar a punta de motivación, ya que en muchos casos vas a tener que echar mano de la disciplina para lograr lo que quieres.
  • Ten en cuenta la importancia de tener una rutina, ya que esto no solo te mantendrá productivo, sino también, mentalmente fuerte y esto implica disminuir tus niveles de vulnerabilidad ante los trastornos mentales, que no solo son una amenaza durante el confinamiento, sino también después del mismo.

Para establecer una rutina debes procurar hacer divisiones marcadas entre tus tiempos, así como antes tenías una división entre tu inicio y finalización de jornada laboral, tu tiempo de familia y tu tiempo personal. no esperes que alguien más se encargue de administrártelo.

Resistencia al cambio

Probablemente muchos sigan trabajando por algunas semanas y hasta meses desde casa; otros, en cambio, ya lo hicieron de forma remota. Parte de lo que puede servirte de ayuda en estas ocasiones es que te mentalices de que todos tenemos cierta resistencia al cambio, así que es normal que primero percibas lo que no te gusta de esta nueva estructura, solo por ser «diferente» a la que ya conocías y tenías.

Ante esta situación, presta atención a las cosas positivas de esta nueva forma de vivir, por más difícil que parezca.

Te puede interesar: ¿Qué cambiamos los salvadoreños durante la cuarentena?

¿Y si he perdido los ánimos?

Ten en cuenta la importancia de tener una rutina, ya que esto no solo te mantendrá productivo, sino también, mentalmente fuerte y esto implica disminuir tus niveles de vulnerabilidad ante los trastornos mentales, que no solo son una amenaza durante el confinamiento, sino también después del mismo.

Esto puede deberse a dos razones, que son las más comunes y dependen mucho de la situación en la que se encuentre cada persona.

La falta de ánimo está acompañada de irritabilidad, problemas de sueño, ansiedad, falta de concentración, falta de energía, poco autocontrol y fatiga emocional. Suele presentarse en personas que han estado durante un espacio prolongado de tiempo en situaciones de estrés, entornos donde reina el caos y en los cuales sienten que tienen poco control.

Sin embargo, en la mayoría de casos, la falta de motivación suele ser producto de la falta de recompensa y sensación de logro. Antes dependíamos de una serie de factores externos dentro de los cuales estaban los aplausos, reconocimientos y felicitaciones, los cuales eran capaces de generar motivación; ahora tenemos que ser capaces de proveerlos nosotros mismos.

En este momento es necesario cultivar nuestra capacidad de aplaudirnos, recompensarnos y felicitarnos con base en la obtención de logros o metas. Esto necesariamente incluye metas; por pequeñas que sean, lo que nos permite tener una sensación de avance y logro que debemos no solo reconocer, sino aprender.

Fuente:

Dina Semsch
Psicóloga
@Dinasemschpsicologa
dsemsch@gmail.com



RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

¿Cómo afecta el COVID19 al cerebro?

  Está claro que los síntomas que presentan las personas que dan positivo a COVID19 no siempre …

MÁS INFORMACIÓN
8 razones por las que te duelen los pechos

¿Eres de las que sufren por los molestos dolores en los pechos? Existen muchas causas de este …

MÁS INFORMACIÓN
5 practicas que disminuyen el riesgo de sufrir demencia

La demencia es la primera causa de discapacidad del adulto mayor. Esta enfermedad implica un deterioro …

MÁS INFORMACIÓN


Opina y Comenta

VIDASANA abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Deja un comentario