Familia & hogar

El yoga en niños y sus múltiples beneficios

jueves 20, septiembre 2012 - 9:23 am

A partir de los cuatro años, los niños empiezan a ser más receptivos, es por esto que la práctica del yoga en esta edad es una de las mejores opciones.

Luna, es una niña que tiene una muy buena coordinación para los ejercicios, sabe que sus manos van de una cierta manera, los pies de otra y por la noche realiza sus ejercicios de respiración para tener una mejor relajación”, ex­plica Ana Larios, madre de Luna, de 6 años, que practica yoga des­de los 11 meses de edad.

publicidad

Son muchos los que reconocen que la práctica del yoga en los ni­ños puede ser muy beneficiosa, en parte porque, la infancia es la etapa en la que hay más aten­ción y recepción acerca de lo que los rodea, y por otra parte, porque se empieza a trabajar desde muy pequeños la flexibilidad de los huesos y músculos, de tal mane­ra que al llegar a la adolescencia exista una menor probabilidad de padecer una enfermedad, ade­más de ser un joven mucho más seguro y activo, explica Norma Guillén, instructora de yoga para niños de la fundación “Gran Fra­ternidad”.

Es mucha la diferencia entre un niño que practica yoga y otro que no, el que lo practica es un niño más consciente de sus acciones, aprende a conocer sus sentidos y a controlarlos, sabe de concentra­ción y equilibra sus emociones.

La práctica del yoga, puede inclu­so llegar a revertir algunos casos extremos de hiperactividad, como el ejemplo de un niño que esta­ba medicado con Ritalín (medi­camento psicoestimulante para tratar trastornos por déficit de atención con hiperactividad, de síndrome de taquicardia ortos­tática postural y narcolepsia), después de tres meses con sesio­nes de yoga, el niño comenzó a mostrar una mejoría en varios aspectos, sus notas subieron de 4 a 8 en conducta, el medicamen­to se lo empezaron a disminuir, incluso se contempló la idea de retirarlo.

Son 84 posturas de yoga, imitan­do a los animales y elementos de la naturaleza, se les enseña la “ecología del alma”; de esta manera, el niño aprende a rela­cionar su vida con el medio am­biente, creando así una respon­sabilidad social, a comprender y a respetar cualquier forma de vida, asegura Guillén.

Se recomienda ir sin co­mer, porque si hay una digestión en curso, esto puede afectar algunas posturas.

El yoga para niños debe convertirse en un juego. No se les puede exigir que repitan las posturas continuamente porque lo único que se conseguirá es aburrirles.



RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

¿Sabes cuándo un niño está padeciendo ansiedad?

Aunque para diagnosticar si un niño sufre ansiedad infantil es necesario contar con apoyo profesional, existen ciertos indicios …

MÁS INFORMACIÓN
¡Papás: alerta!

https://www.youtube.com/watch?v=__5NCwgUSL0&t=9s

MÁS INFORMACIÓN
¿Te sientes decaído? los espacios verdes pueden ayudar a mejorar tu estado emocional

  Estamos acostumbrados a vivir en ciudades llenas de cemento, autos y edificios. Sin embargo, en las ciudades …

MÁS INFORMACIÓN




Opina y Comenta

VIDASANA abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Deja un comentario