Múltiples procesos de purificación

Miércoles 5, julio 2017 | 9:14 am

Agua Alpina

ALPINA BEBE LA ÚNICA AGUA EMBOTELLADA PARA BEBES Y NIÑOS EN EL MERCADO SALVADOREÑO

Agua Alpina Bebe es la mejor opción de agua embotellada, ya que es la única libre de sodio, baja en minerales y la única agua embotellada para bebes y niños en El Salvador. Desde su lanzamiento la marca ha trabajado constantemente en mantener su pureza bajo estrictas normas de control de calidad efectuada por químicos especialistas en el ramo. Operadores de plantas certificados están constantemente proveyendo las herramientas que aseguran que los centros productivos están siendo operados y supervisados por técnicos que han sido capacitados con los conocimientos y parámetros exigidos a nivel Internacional.

Alpina es la marca que respalda Alpina Bebe y esta establecida en el país desde hace mas de 23 años.La Empresa pionera en este producto embotellado utiliza tecnología de punta y un sistema exhaustivo de filtración y desinfección para garantizar la seguridad y salubridad de sus productos. La compañía invirtió recientemente aproximadamente un millón de dólares en maquinaria específicamente en una llenadora automática para envases.

La planta de Agua Alpina sigue un estricto cumplimiento de las normas regulatorias para análisis de aguas. Por eso, se somete a una auditoría de fábrica independiente no anunciada previamente y autorizada por la Asociación Internacional de Agua Embotellada (IBWA, por sus siglas en inglés). Esta auditoría, de la Fundación Nacional de Sanidad (NSF, por sus siglas en inglés), se realiza todos los años en la planta.

“A la hora de preparar los alimentos infantiles, es muy importante estar atentos a su composición y elegir agua de mineralización débil o muy débil. En caso de usar agua Alpina Bebe no es necesario hervirla, puesto que está sometida a un estricto proceso de desinfección y no contiene virus ni bacterias, por lo que resulta muy cómoda cuando nos encontramos fuera de casa, especialmente en los viajes”. Comentó el Ing. Alejandro Villalta , Gerente General de Alpina.

El proceso de desinfección y purificación de Alpina Bebe se produce a partir de una mezcla de agua Alpina más agua de ósmosis Reversa con el fin de lograr que componentes que pueden ser malos para el bebé se reduzcan a su mínimo, por ejemplo hierro que puede provocar alergias. Los procesos de filtración y desinfección, están diseñados para la eliminación total de bacteriología, por esta razón, el agua es segura para la ingesta del bebé aún sin hervir el agua. Cada lote se muestrea para análisis en laboratorio acreditado y asegurar ausencia bacteriológica antes de salir al mercado

Entre las características fisicoquímicas más importantes se encuentra bajísimo nivel de sodio, hierro y flúor y ausencia de nitritos y nitratos. Para saber si son adecuadas o no para los bebés debemos tener en cuenta las concentraciones de sodio, flúor, calcio y nitratos.

“Hervir el agua aumenta la concentración de algunos iones que pueden ser perjudiciales para el lactante. Así, el aumento de nitratos aumenta el riesgo de una enfermedad llamada metahemoglobinemia, y el aumento de sodio implica superar las recomendaciones máximas permitidas por las sociedades científicas de nutrición infantil para la reconstitución de la fórmula adaptada”. Manifestó Villalta.

Alpina produce 3 líneas de productos de calidad a toda prueba: Alpina, Alpina Bebe y Alpina Saborizada. Todos los productos de la empresa cuentan con los más estrictos controles de calidad desde el momento de su producción hasta el consumo final.

Creemos que podría interesarte:

Deja un comentario