Salud

El home office en cuarentena ha sumado más horas a la jornada laboral normal

viernes 12, junio 2020 - 6:07 am

Desde que las cuarentenas y el confinamiento fueron impuestos en la mayoría de países en el mundo, el teletrabajo fue una opción en las empresas en las que fue posible.

Pero no a todos parece entusiasmarle la idea, ya  que sus jornadas son más largas. Según un análisis de NordVPN recogido en Forbes, con el teletrabajo trabajamos al menos dos horas más que cuando íbamos a la oficina. Y la falta de preparación para esta opción de trabajo puede estar detrás de esas largas jornadas.

«Pasar de un teletrabajo prácticamente inexistente como era el caso de España a un teletrabajo a tiempo completo es algo que, en circunstancias normales, se habría planificado cuidadosamente, tanto desde el punto de vista tecnológico como adaptando los modos de organizar y dirigir el trabajo», explica Eva Rimbau, profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC.

publicidad

Sin embargo, la emergencia por la pandemia ha impedido cualquier tipo de planificación, por lo que hemos comenzado a teletrabajar sin ninguna preparación.

Home Office Edlv GIF by Erika De La Vega - Find & Share on GIPHY

Con la digitalización, hay tareas breves que, sin embargo, demandan digerir previamente mucha información, lo que nos lleva a «pasar un tiempo significativo organizando la información que recibimos y seleccionando aquella que es útil para nuestro trabajo», advierte. Otro problema es que en el contexto digital las demandas pueden llegar a ser constantes, «y además las recibimos de manera transversal, de distintos ámbitos de la organización, no en una cadena vertical. Debemos aprender a planificar, mejorar la organización del tiempo de trabajo digital y marcar prioridades», apunta Sabadell, que también es miembro del grupo de investigación DigiBiz de la UOC.

Te puede interesar: Cuarentena: ¿Ha impactado de igual forma en hombres y mujeres?

 

Brecha de género

 

Otra de las razones de que aumenten los niveles de estrés de los teletrabajadores es que la conciliación se ha convertido en una fantasía aún más difícil de alcanzar que antes del estado de alarma. Mantener el colegio y el trabajo en un mismo espacio, y tener tiempo, además, para atender a los mayores dependientes si también conviven con la familia mientras se entretiene a los niños es casi imposible.

De nuevo, las mujeres están pagando el precio más alto. Aunque según la encuesta de Funcas tanto las madres como los padres con menores en el hogar cuidan y entretienen a los hijos, ellas les dedican más tiempo: las madres afirman dedicar a esta actividad 4,3 horas diarias, y superan en más de una hora el tiempo medio que le dedican los padres (3,1 horas). La misma conclusión obtuvo el estudio preliminar de la asociación Nada es Gratis, que concluyó que las mujeres asumen más peso en las tareas de casa durante el confinamiento, también en familias en las que el padre y la madre siguen trabajando.

Además: Este es el síndrome que podríamos experimentar cuando abandonemos la cuarentena

Para Eva Rimbau, que también es investigadora del grupo de investigación DigiBiz de la UOC, es muy complicado trabajar bien en estas circunstancias. «Sin embargo, las empresas pueden al menos no aumentar el estrés de la situación con algunas acciones relativamente simples», afirma. Entre ellas, mostrar empatía con las situaciones personales —por ejemplo, normalizar que aparezcan niños o mascotas durante las reuniones o que alguien deba dejar momentáneamente una reunión para atender a su bebé—, y el ejemplo personal de las personas en puestos directivos es fundamental en este aspecto; facilitar que cada persona establezca sus propios horarios entendiéndolos de modo flexible, y facilitar la creación de comunidades, canales o grupos de chat en los que la gente comparta ideas, sugerencias y experiencias para hacerse la vida más fácil.

Inconvenientes del teletrabajo para la salud

  • Dolores y tensiones musculares

La adopción de una incorrecta postura corporal es una de las prácticas más comunes desde que se impuso el teletrabajo como medida de contención frente al Covid-19.

La comodidad de nuestra casa hace nos relajemos a la hora de trabajar, y esto se traduce en una mala postura desde que comenzamos la jornada laboral.

Además, es probable que permanezcamos más horas sentados sin hacer descansos, lo que produce una mayor carga en la espalda.

Realizar estiramientos, evitar la cama o el sofá para trabajar, situar nuestro tronco en posición vertical o tomar descansos para levantarnos son algunas de las recomendaciones que indican los expertos para evitar complicaciones como dolores lumbares, cervicales

  • Falta de vitamina D

La vitamina D es esencial, tanto para la salud de nuestro sistema inmunológico como para nuestros huesos. Si ya de por sí, es una de las que más carencia tenemos, durante el confinamiento, este problema se ve multiplicado.

Para paliar esta situación, si no sales a comprar o a pasear a tu mascota o, simplemente, no dispones de jardín o terraza, lo ideal sería salir al balcón o asomarse a la ventana durante, al menos, 15 minutos al día.

  • Insomnio

Nos levantamos por la mañana, nos sentamos, y ya permanecemos así durante todo el día. El simple hecho de no salir de casa para ir a trabajar o el tener más horas para dormir que de costumbre, hace que no gastemos energía suficiente, por lo que nuestro cuerpo no estará lo suficientemente cansado para conciliar el sueño.

Al final la jornada laboral, una buena idea sería realizar ejercicio físico. Otra solución podría ser, en la medida de lo posible, andar dentro de casa o subir y bajar escaleras.

  • Fatiga visual

La visión es, sin duda, una de las más afectadas durante el teletrabajo. El pasar tantas horas frente al ordenador, que nuestra forma de evadirnos sea ver la tele o coger el móvil inmediatamente después de acabar el trabajo, está agravando esta situación. A la fatiga visual habría que añadirle otros problemas como el dolor de cabeza, el dolor de cuello, o la visión borrosa.

Por ello, será necesario trabajar con una iluminación o espacio adecuado, manteniendo siempre la pantalla a la altura de nuestros ojos. Otra recomendación sería hacer pequeños descansos de nuestra vista.

  • Problemas digestivos

El estar sentado durante todo el día puede afectar negativamente a nuestro sistema digestivo.

El sedentarismo junto a la falta de ejercicio físico, provoca que nuestros órganos del cuerpo se compriman y, a su vez, disminuyan el flujo sanguíneo, lo que podría desembocar en una inflamación intestinal.

Asimismo, la compresión del abdomen mientras permanecemos sentados ralentiza nuestra digestión, provocando hinchazón, gases, calambres y acidez estomacal.



RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

¿Qué estamos haciendo mal en el home office?

s La imagen creada en la sociedad actual de la improvisada forma de trabajar desde casa …

MÁS INFORMACIÓN


Opina y Comenta

VIDASANA abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Deja un comentario