Nutrición

El ajo oculta una ayuda contra el alzhéimer

jueves 2, abril 2015 - 8:06 am

AJO

Un nutriente de este alimento ayuda a las células cerebrales contra la inflamación de las enfermedades neurológicas.

El ajo es uno de esos alimentos del que los estudios no paran de sacar beneficios; el último, proteger contra enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer o el párkinson, según han descubierto investigadores de la Universidad de Misuri (Columbia, Estados Unidos), dados sus efectos antioxidantes y antiinflamatorios.

“El estudio se ha centrado en un derivado de los carbohidratos del ajo conocido como FruArg y en el papel que juega en la protección contra dichas patologías”, ha explicado el profesor asociado en la Escuela de Medicina de la Universidad de Misuri y autor principal del estudio, Zezong Gu.

publicidad

La investigación ha partido de la llamada microglía, un conjunto de células inmunes que se encuentran en el cerebro y en la médula espinal, y “que son la primera línea de defensa en el sistema nervioso central”, ha explicado Gu, que ha añadido que “a diferencia de otras que rara vez se regeneran, estas responden a la inflamación y al estrés ambiental multiplicándose, protegiendo a otras de la destrucción”.

Sobre el estrés ambiental ha matizado que puede ser provocado por el proceso de envejecimiento, el tabaquismo, la contaminación, la lesión cerebral traumática o el consumo excesivo de alcohol, entre otras causas.

El problema es, ha argumentado el titular del estudio, que “aumentar el número de células microgliales no proporciona los beneficios adecuados, pues también producen óxido nítrico como reacción a su función protectora, y una producción excesiva de este daña las células cerebrales”, provocando el desarrollo de enfermedades como el alzhéimer o el párkinson.

El nutriente FruArg revierte la situación

Sin embargo, el nutriente FruArg puede dar respuesta a esta situación, ha dicho Zezong Gu. Así, “al aplicar el estrés al modelo se produjo el esperado aumento de las células microgliales y, con ello, del óxido nítrico. Pero cuando se incluyó FruArg, estas células se adaptaron reduciendo la cantidad de subproducto que producen”.

Además, ha añadido el experto, “FruArg promovió la producción de antioxidantes, ofreciendo beneficios protectores y curativos a otras células cerebrales. Esto nos ayuda a entender cómo el ajo beneficia al cerebro, al ser resistente al estrés y a la inflamación asociada con las enfermedades neurológicas y el envejecimiento”.

Y no solo eso. En el futuro, Gu y sus colegas esperan estudiar los efectos de este nutriente del ajo sobre otras células del cuerpo asociadas con enfermedades del corazón, la diabetes o el cáncer.

 

Fuente: estusanidad.com



RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

¿Sabías que en el mundo el 77% de las personas se sienten solas?

  Según una nueva encuesta de Meta-Gallup en el mundo el 77% de los adultos se sienten …

MÁS INFORMACIÓN
Bebidas para desinflamar tu abdomen y sentirte bien

  Estos últimos días hemos sufrido de mucho calor y es común que algunas partes del cuerpo, como las …

MÁS INFORMACIÓN
Educa a tus hijos a alimentarse de forma correcta

  Los padres pueden hacer mucho por educar correctamente a sus hijos en sus hábitos alimenticios, en su …

MÁS INFORMACIÓN




Opina y Comenta

VIDASANA abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Deja un comentario