5 ideas sencillas para que tus niños elijan comer alimentos saludables

martes 14, mayo 2019 | 4:09 pm

La obesidad infantil es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI, según la Organización Mundial de la Salud.

Un elemento clave para atacar el problema de la obesidad es centrarse en los niños de edad preescolar y darles clases a sus padres para enseñarles a animar a sus hijos a comer sano.

publicidad

¿QUÉ PUEDES HACER PARA REDUCIR EL CONSUMO DE AZÚCAR EN LOS NIÑOS?

Pero no siempre es fácil para los padres entender cómo tocar el tema de la comida con sus niños. ¿Cuál es la mejor manera de hacerlo entonces?

1. Ofrece opciones

Tina Le ofrece talleres en Londres para padres similares a los que se hacen en Leeds.

Le dice que hacer participar a los niños en la decisión de qué comer desde una temprana edad, ofreciéndole para elegir entre dos alternativas saludables, puede ayudarlos a elegir alimentos sanos.

publicidad

2. Pequeños pasos

Anna Groom, nutricionista infantil, admite que no siempre es fácil cuando el niño es mañoso para la comida.

Groom sostiene que empezar con pequeños cambios puede reducir la presióna la hora de las comidas y evitar peleas.

«Es importante que tengan alguna comida que sabemos que les gusta, pero también podemos introducir algo nuevo en su plato en una cantidad muy pequeña«, dice.

3. Da el ejemplo

Tina Le dice que sentar un buen ejemplo para un niño en una edad temprana es clave.

«Si comes sano, es más probable que tu niño imite lo que tu haces», explica.

EL EFECTO NEGATIVO DE UNA MALA ALIMENTACIÓN

Anna agrega que es importante que los padres no den opiniones negativas sobre los alimentos que no les gustan delante de sus niños, ya que eso puede influir en su actitud frente a la comida.

4. Premios

Ofrecer premios y felicitaciones por comer sano puede reforzar los buenos hábitos, dice Le.

Sin embargo, enfatiza, los premios no deben ser alimentos sino actividades como ir al parque, colorear un libro o colocar una pegatina en una cartulina que sigue el progreso del niño.

«No digas si comes esto te daré un chocolate o un helado, porque eso les hace sentir que la comida que queremos que coman vale menos que el premio», explica.

5. Imagen corporal

Sobre todo para los niños más grandes, la comida y el peso pueden ser un tema delicado y la preocupación por cómo se ven puede contribuir a crear baja autoestima.

Un estudio reciente descubrió que la obesidad y la salud mental están íntimamente ligadas, y que los niños obesos son más proclives a sufrir problemas emocionales como ansiedad y depresión.

Fuente: BBC.

Creémos que podría interesarte
Según un estudio realizado algunos agentes estresores en las mujeres  capitalinas salvadoreñas encuestadas son el
  ¿Te sientes bajo de ánimo, con poca vitalidad y le ves el lado negativo
¡Mujeres que trascienden!
En el mundo hay dos tipos de personas: quienes comen sin importarles los alimentos que

Deja un comentario