LLAOLLAO y Libras de Amor lanzan campaña Topping de Amor

Jueves 5, octubre 2017 | 10:49 am

fusal

Como parte de su labor social empresarial, a partir de Octubre, LLAOLLAO lanzará su campaña “Topping de Amor”, un proyecto que se desarrolla en alianza con Fusal.

De acuerdo con Rafael Salomé, Gerente General de LLAOLLAO El Salvador, se escogió a Libras de Amor, para este proyecto por ser, “un programa que comparte principios similares a los de LLAOLLAO, de promover entre las familias salvadoreñas practicas saludables de alimentacion”.

Bajo esta alianza, LLAOLLAO aportará al desarrollo del país de forma mas directa, destinando un porcentaje de sus ventas a Libras de Amor. Se trata de un proyecto a largo plazo, en el que los clientes de LLAOLLAO, sin gastar más, estarán ayudando de forma automática a niños de las áreas rurales de El Salvador, donde Libras de Amor tiene presencia.

fusal2

De izquierda a derecha: Melody Salinas, gerente de relaciones institucionales de Fusal; Rafael Salomé, gerente general de LLAOLLAO El Salvador y Eva Rosales, jefa de marca de restaurantes de Multiplaza.

Melody Salinas, Gerente de Relaciones Institucionales de Fusal, expresó el agradecimiento de la fundación a LLAOLLAO, recordando que es gracias a este tipo de alianzas, que se vuelve posible “impulsar el progreso en las comunidades más vulnerables, para que todas las familias tengan la oportunidad de alcanzar una vida plena”.

Salinas invitó a los salvadoreños a preferir las tarrinas de LLAOLLAO, ya que al elegir esta marca se suman a la transformación de las familias que participan en Libras de Amor.

Sobre FUSAL-Libras de Amor

El programa está presente en 18 municipios del área rural de El Salvador y sirve a 11,014 niños menores de cinco años, 550 embarazadas y 10,499 familias. El objetivo del programa es contribuir a la superación de la pobreza en el área rural de El Salvador a través de la disminución de los indicadores de desnutrición y anemia en niños menores de cinco años y embarazadas.

Creemos que podría interesarte:

Deja un comentario