15 de febrero: Día de los pequeños héroes

Miércoles 15, febrero 2017 | 8:00 am

cancer infantil

Néstor y Nicole sufren leucemia linfoblástica, el tipo de cáncer más común en los niños. No obstantes, sus sueños y alegría siguen intactos. Foto cortesía Fundación Ayúdame a Vivir.

  • Hoy se celebra el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer Infantil, una enfermedad que anualmente en nuestro país afecta a un promedio de 200 niños.

  • A pesar de los índices, se estima que 7 de cada 10 niños logran salvarse.

Néstor Eduardo Martí y Lady Nicole Bolaños son dos niños con apenas 4 años. Además de la edad, ambos menores comparten algo en común: fueron diagnosticados con cáncer, específicamente con leucemia linfoblástica, una enfermedad que afecta los glóbulos blancos, rojos y las plaquetas.

Contrario a lo que muchos pensarían, a Néstor y Nicole el cáncer no les ha robado la sonrisa, no les ha quitado las ganas de jugar ni los deseos de ser alguien en la vida.

Nicole no deja se estar feliz y mantiene en pie el sueño de ser una modelo profesional cuando sea en grande; Néstor le cuenta con alegría a sus familiares y amigos que en cada quimioterapia que recibe, adquiere súper poderes que lo hacen más fuerte.

Te puede interesar: Ejercicio, mejor repelente contra el cáncer

Estos dos niños integran la lista de 200 menores que cada año son diagnosticados con cáncer infantil cada año en El Salvador. Sin embargo, aunque los datos puedan parecer altos, según datos del hospital Benjamín Bloom y de la Fundación Ayúdame a Vivir, 70 % de los pacientes logra salvarse.

“Al cáncer no le interesan nombres porque le puede pasar a cualquiera”.

El jefe del Departamento de Oncología del Hospital Bloom y director médico de la Fundación Ayúdame a Vivir, Roberto Franklin Vásquez, asegura que casi la mitad de los pacientes menores de 15 años presentan cuadros de leucemia; en un segundo plano se ubican los tumores cerebrales.

Vásquez lamenta que, a diferencia del cáncer en los adultos, en los infantes esta enfermedad no se puede prevenir, “porque son de carácter embrionario, predisposiciones genéticas”.

Pese a lo anterior, se puede hacer un diagnóstico temprano del mal a través de señales a las que los padres de familia deben estar atentos: fiebre, pérdida de peso, sudoración nocturna, lesiones en la piel con sangramiento, hemorragias nasales o ganglios que no desaparecen.

Según el doctor Vásquez, una vez el niño es recibido por el hospital Bloom, el promedio de tratamiento del cáncer oscila entre dos y tres años; luego de eso, el paciente debe estar no menos de cinco años en “período de vigilancia” que servirá para observar cómo van mutando las células del cuerpo.

“La gente debe saber que los niños con cáncer son pequeños héroes: siguen jugando, bromeando a pesar de su situación. Un niño necesita normalidad y su felicidad radica en desayunar los domingos con sus padres”.

Hoy se celebra a nivel internacional el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer Infantil, razón que se aprovecha para solidarizarnos con quienes se aferran a la vida con una sonrisa; esos pequeños que, como Nicole y Néstor, nos enseñan que las peores situaciones se enfrentan con las mejores actitudes.

Lee también: Miami Cancer Institute: una nueva esperanza de vida

El cáncer infantil no debe suponer una situación de lástima, vergüenza o incapacidad. Esta enfermedad en muchos casos es transitoria y han muchos casos que demuestran que sí se puede superar.

Hoy nos solidarizamos con esos niños que, desde su inocencia, nos dicen que vale la pena luchar.

Creemos que podría interesarte:

Deja un comentario