Siete razones para tomar agua de avena

lunes 5, marzo 2018 | 9:19 am

 

La avena es uno de los cereales más completos que existen y es un ingrediente ideal para las personas que buscan sustituir los típicos cereales del desayuno, que suelen ser altos en azúcares y grasas.

Sus ventajas nutricionales son indiscutibles, además de aportar nutrientes es un alimento recomendado para las personas que viven con diabetes ya que no posee grasas ni azúcares dañinas.

Si lo que buscas en este momento es tomar decisiones sabias que te ayuden a mejorar tu vida y la de tu familia toma en cuenta estas razones por las que debes incluir el agua de avena en tu plan nutricional.

Funciona como un regulador metabólico, ayuda a depurar a nuestro organismo de lo que no necesita.

Estabiliza los niveles de azúcar en sangre, por lo que es perfecto para las personas con resistencia a la insulina. 

Representa una fuente nutricional completa.

Es un cereal con alto contenido en proteínas, es perfecta para tomar en los desayunos o después de entrenar.

Es un alimento rico en minerales como el selenio, manganeso, zinc, fósforo, magnesio, o hierro, vitaminas del tipo A, B y E. 

Rica en fibra, por lo que favorece el tránsito intestinal, tanto de tipo soluble como insoluble. 

Potencia nuestro sistema inmune y ayuda a reducir los niveles de colesterol malo. 

Tiene muy pocas calorías y un efecto de saciedad, lo que nos va a ayudar a perder peso y evitar comer entre horas. 

En el caso de las mujeres nos ayudar a mejorar el estado de nuestra celulitis al ayudarnos a eliminar las toxinas del cuerpo y la retención de líquidos. 

 

¿Cómo preparo el agua de avena?

Ingredientes que necesitas.

  • 1 taza de avena (yo utilizo avena en polvo para que no queden grumos, si utilizas copos de avena después de preparar el agua tendrás que pasarla por un colador)
  • 2 litros de agua
  • Canela para darle un toque dulce (a tu gusto)
  • Modo de preparación:

Para que el resultado sea mejor mezcla en la batidora aproximadamente la mitad del agua con la avena.

A continuación añade el resto del agua y la canela y vuelve a mezclar todo.

Ya tienes preparada tu agua de avena, eso sí recuerda que para que no se estropeé y pierda sus propiedades la debes guardar en la nevera.

Creemos que podría interesarte:

Deja un comentario