Salva tu vida de la depresión a través del amor a las letras

miércoles 6, julio 2016 | 6:00 pm

Lectura

“Pero, al final, uno necesita más coraje para vivir que para quitarse la vida”, reza la frase del escritor Albert Camus contenida en su obra “La muerte feliz” que hace referencia a la muerte como uno de los pensamientos recurrentes cuando sufres depresión.

Leer y escribir, resulta una receta perfecta para combatirla, porque hasta la misma tristeza le huye a la palabra escrita. Pero, ¿cómo pueden salvarnos la vida?.

  • Animandote a escribir, no eres el único que se siente así

Una persona con depresión no quiere ser feliz, sólo quiere estar sana y ser normal. Existe un gran estigma social en torno a la depresión, pero lo que muchos no saben es que esta es una enfermedad y la padecen 350 millones de personas en todo el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En ocasiones quienes padecen de esta condición puede sentir la necesidad de expresarse y sacar lo que guardan dentro, como amor, enojo, rabia, tristeza, angustia, frustración, y también alegría, esperanza, fuerza. Sin embargo se les hace difícil hablarlo abiertamente.

Una manera muy efectiva es tomar papel y un bolígrafo para plasmar lo que se quiera. Así, las emociones y sentimientos al escribirlas van teniendo nombre, orden, sanción y significación. La escritura es una opción terapéutica, una técnica poderosa en el desarrollo humano debido a que aumenta el autoestima en la medida que nos conocemos más y autoaceptamos.

La aceptación y comprensión de las experiencias difíciles resulta ser el primer paso hacia una mejor convivencia con ellas, escribir los pensamientos y sentimientos más íntimos, pueden mejorar significativamente la salud mental y física.

Rita Otero, psicóloga y coordinadora del taller de psicoescritura en Minerva Psicólogos, reafirma esta teoría e identifica que la ralentización del pensamiento, como otra de las virtudes de la escritura: “El movimiento articular de la mano a la hora de escribir tiene una velocidad mucho menor que nuestros pensamientos, y esto favorece el desarrollo de ideas más serenas y meditadas”.

Esto significa que la escritura manual, al ser más lenta, nos obliga ademas a sintetizar y reorganizar la información, favorece el aprendizaje y a lograr una comprensión más profunda de los acontecimientos.

  • Aprendiendo a leer no solo por gusto, si no también por sanación

Existe una gran diferencia entre que te gusten los libros y que los necesites. Algunas personas dependen de los libros para disfrutar de una vida plena. Según afirman los especialistas en la rama de la neurología las palabras, a veces, realmente pueden liberarte.

Sea en voz alta o para sus adentros, iniciar a leer libros siempre es una buena opción de sanación, el neurólogo Facundo Manes confirma que la lectura puede ayudar a superar situaciones difíciles. Se basa en estudios como el realizado con más de 4.000 adultos en la Universidad de Liverpool (Reino Unido), que demostró que las personas que leían regularmente tenían menores sensaciones de estrés y depresión que aquellos que no leían con regularidad.

“Cuando leemos se activa toda nuestra maquinaria cerebral, lo cual incluye no solo las áreas asociadas al lenguaje y a la memoria, sino también a nuestras experiencias en general y a nuestras emociones”.

Cuando leemos acerca de una experiencia se activan las mismas áreas cerebrales que se activarían si la estuviéramos viviendo realmente. Por ejemplo, cuando leemos verbos de acción como “correr” o “comer”, se activan las mismas áreas que nos permiten mover los pies o la boca, o cuando leemos palabras como “jazmín” se activan las especializadas en el procesamiento olfativo, explicó.

Otro estudio publicado en Science reveló ademas interesantes acontecimientos de quienes leían novelas de ficción mejoraban su capacidad de entender y predecir emociones y pensamientos en sus congéneres.

Por ello antes que sucumbir ante la tristeza toma la decisión de entrar al mundo de las letras e inicia tu viaje hacia la liberación a través de ellas.

Creemos que podría interesarte:

Deja un comentario