¡PRODUCTOS DETONANTES DE CÁNCER! Conoce los mitos

Lunes 12, febrero 2018 | 9:30 am

ccan

Diariamente hacemos uso de infinidad de productos para el cuidado personal, de belleza, salud  y en ocasiones desconocemos qué podrían ser perjudiciales para nuestro organismo, y producir un número de células cancerígenas. Por ello, es importante siempre consultar con tu médico de cabecera para identificar que te podría causar daño.

A continuación te presentamos una lista de los mitos más populares.

MITO 1: LOS ANTITRANSPIRANTES O DESODORANTES PUEDEN CAUSAR CÁNCER DE MAMA.

Según el Instituto Nacional del Cáncer de El Salvador y otras investigaciones, no hay evidencia conclusiva que vincule el uso de un antitranspirante o desodorante con cáncer de mama.

Aunque los productos pueden sustancias dañinas, como compuestos de aluminio y parabenos, que se absorben a través de la piel o entran en el cuerpo mediante cortes causados durante la depilación, ningún estudio clínico ha dado todavía una respuesta definitiva a la pregunta de si estos productos causan cáncer de mama, pero las evidencias hasta la fecha sugieren que estos productos no causan cáncer.

Ante el temor, se recomienda evitar los productos que contienen sustancias químicas.

MITO 2: LOS ENVASES DE PLÁSTICO Y LAS PELÍCULAS PLÁSTICAS TRANSPARENTES PARA EL MICROONDAS LIBERAN EN LA COMIDA SUSTANCIAS DAÑINAS QUE CAUSAN CÁNCER.

Los envases de plástico para el microondas y las películas plásticas transparentes para envolver alimentos pueden usarse sin peligro en el microondas.

Sin embargo, no deben utilizarse los envases de plástico en el microondas, porque podrían derretirse y filtrar sustancias químicas en la comida. Por eso se recomienda evitar los recipientes que nunca fueron para el microondas y revisar que los recipientes tengan la etiqueta de que pueden utilizarse al interior del microondas.

MITO: LA GENTE CON CÁNCER NO DEBERÍA COMER AZÚCAR, YA QUE PUEDE PROVOCAR QUE EL CÁNCER CREZCA MÁS RÁPIDO.

El azúcar no acelera el crecimiento del cáncer. Todas las células, incluidas las cancerígenas   dependen de la glucosa sanguínea (azúcar) para generar energía; pero dar más azúcar a estas células no acelera su crecimiento, así como tampoco privarlas de la misma hace que crezcan más lento.

Sin embargo, existen pruebas de que el consumo excesivo de azúcar es uno de los factores de riesgo que incrementa la posibilidad de sufrir algunos tipos de cáncer como el de esófago. Además de aumentar el riesgo de padecer sobrepeso y diabetes.

Fuente: neomundo

Creemos que podría interesarte:

Deja un comentario