¿Por qué cuesta hacer ejercicio?

Viernes 4, agosto 2017 | 7:00 am

razones para no hacer ejercicio

De acuerdo con algunos expertos, colocar excusas para no ir al gimnasio puede estar fundamentado en cinco razones.

Seguramente has dicho: “Después de las vacaciones me meto al gimnasio” o “El lunes empiezo a caminar”, y en muchos casos, resultan ser una mentira que solo nos hace sentir bien por algunos momentos.

Aunque para muchos solo sea una excusa de una persona “perezosa”, “sin fuerza de voluntad” o de alguien que no tiene el tiempo suficiente para ejercitarse, la ciencia también ha decidido investigar por qué hay gente a la que le cuesta tanto empezar a hacer ejercicios. ¿Cuál es la razón que se apega más a tu caso?

  • Genética. Algunos estudios han determinado que la psicología constitucional (relación entre cuerpos humanos y temperamentos) juega un papel vital. Según esta teoría, es más difícil para una persona con cuerpo endomórfico (alto almacenamiento de grasa) hacer ejercicios para aquellas cuyos cuerpos son ectomórficos (poca grasa almacenada) o mesomórfico (generación de grasas normal).
  • Entorno social. Según un estudio estadounidense, sudar, el dolor muscular, el esfuerzo, la falta de resistencia, entre otros aspectos relacionados al ejercicio causan incomodidad y el cerebro los rechaza. También existe rechazo a hacer ejercicio solo, sino que se necesita un ejemplo o una compañía que te atraiga a la actividad física.
  • Tecnología. A más tecnología, más jóvenes se ven envueltos en ella y construyen una vida sedentaria, lejos del ejercicio, pero cerca del teléfono o computadora.
  • Evolución biológica. En la actualidad, los expertos consideran “normal y natural” que el humano sea física y mentalmente flojo. Sostienen que por años el humano ha tenido el instinto de ahorrar energía y permanecer en reposo. Ese instinto se sigue heredando.
  • Mundo sin movimiento. La humanidad se centra en buscar alternativas para descansar más y mejor y que se mantengan dentro de su zona de confort. Camas, sillas ergonómicas, aire acondicionado, sillones, zapatos y ropa son solo algunos ejemplos para que la gente se sienta en confort.

¿Cuál es la razón por la que aún no empiezas? 

Creemos que podría interesarte:

Deja un comentario