¿Por qué nos cuesta hacer ejercicio? 3 trucos que te harán levantarte de ese sofá

sábado 11, agosto 2018 | 8:00 am

Seguramente has dicho: “Después de las vacaciones me meto al gimnasio” o “El lunes empiezo a caminar”, y en muchos casos, resultan ser una mentira que solo nos hace sentir bien por algunos momentos.

Aunque para muchos solo sea una excusa de una persona “perezosa”, “sin fuerza de voluntad” o de alguien que no tiene el tiempo suficiente para ejercitarse, la ciencia también ha decidido investigar por qué hay gente a la que le cuesta tanto empezar a hacer ejercicios. ¿Cuál es la razón que se apega más a tu caso?

Genética.

Algunos estudios han determinado que la psicología constitucional (relación entre cuerpos humanos y temperamentos) juega un papel vital. Según esta teoría, es más difícil para una persona con cuerpo endomórfico (alto almacenamiento de grasa) hacer ejercicios para aquellas cuyos cuerpos son ectomórficos (poca grasa almacenada) o mesomórfico (generación de grasas normal).

3 TIPS PARA ADELGAZAR MIENTRAS VES TELEVISIÓN

Entorno social.

Según un estudio estadounidense, sudar, el dolor muscular, el esfuerzo, la falta de resistencia, entre otros aspectos relacionados al ejercicio causan incomodidad y el cerebro los rechaza. También existe rechazo a hacer ejercicio solo, sino que se necesita un ejemplo o una compañía que te atraiga a la actividad física.

Tecnología.

A más tecnología, más jóvenes se ven envueltos en ella y construyen una vida sedentaria, lejos del ejercicio, pero cerca del teléfono o computadora.

Evolución biológica.

En la actualidad, los expertos consideran “normal y natural” que el humano sea física y mentalmente flojo. Sostienen que por años el humano ha tenido el instinto de ahorrar energía y permanecer en reposo. Ese instinto se sigue heredando.

Mundo sin movimiento.

La humanidad se centra en buscar alternativas para descansar más y mejor y que se mantengan dentro de su zona de confort. Camas, sillas ergonómicas, aire acondicionado, sillones, zapatos y ropa son solo algunos ejemplos para que la gente se sienta en confort.

¿Cuál es la razón por la que aún no empiezas? 

De acuerdo a nuestros expertos, aquí unos tips que te harán que te levantes de la cama o del sofá y empieces a trabajar para obtener resultados: 

  1. Sé realista: Plantéate metas claras y distribuye tu tiempo de acuerdo a tus actividades y ocupaciones diarias. Empieza con un porcentaje del 15% de tu día para no tener excusa la falta de tiempo después.4 entrenamientos de una 1 hora por semana representan sólo el 2.4% de todo nuestro tiempo. En perspectiva eso es muy poca inversión a cambio de tantos beneficios.
  2. Rodéate de personas que te motiven: Seguramente haz escuchado esta frase muchas veces porque realmente tiene mucho de cierto. Si eres perezoso/a es importante que quienes pertenecen a tu entorno, te incentiven a no abandonar el proceso.
    Recuerda: Los resultados pueden ser lentos, pero si te mantienes, serán seguros.

  3. Encuentra tu propia manera de disfrutar: Un truco infalible para que te animes a hacer ejercicio es que mientras lo haces, veas tu serie, novela o programa favorito o incluso escuches esa canción que tanto amas sin importar cuántas veces la repitas. ¡Ni siquiera sentirás el tiempo!

 

“Por lo general, las personas que hacen ejercicio, comienzan a comer mejor y a ser más productivos. Ellos fuman menos y muestran más paciencia con los colegas y familiares. Ellos usan sus tarjetas de crédito con menos frecuencia y dicen que se sienten menos estresados. El ejercicio es un hábito clave que desencadena un cambio generalizado”.

-Charles Duhlig

 

 

Creemos que podría interesarte:

Deja un comentario