Cultiva tus remedios en casa

domingo 6, mayo 2018 | 8:00 am

Cuando cultivamos una amplia variedad de plantas tenemos siempre a la mano un remedio casero para cualquier dolencia eventual o imprevista, como un trastorno digestivo, un eccema alérgico o una quemadura leve.

Las plantas nos ofrecen una cura para casi todo, cuando las comemos nos estamos vacunando de los tóxicos del aire, del agua y de los gérmenes, virus y sustancias tóxicas que hay en nuestro entorno. Estamos tomando sustancias que ellas han sintetizado. Pero solo las sintetizan aquellas que tienen materia orgánica y compost en sus raíces.

Hemos optado por una selección de algunas de las plantas medicinales más comunes y relativamente sencillas de cultivar en casa, a fin de animarles a iniciar vuestro botiquín básico de remedios naturales. Al realizar la elección hemos procurado que entre todas puedan aportar un amplio espectro de remedios globales o específicos para las múltiples dolencias que podemos llegar a padecer.

Pero aparte de las más necesarias en nuestra familia o de las que más utilicemos convendrá también tener algunas otras plantas más de las «por si acaso».

 

Cuando el espacio de cultivo en casa es reducido pero hay un pequeño hueco en el balcón o en la terraza, se puede cultivar en una jardinera o en un macetero autorregante más o menos grande (40 × 40 cm) con una selección de plantas consideradas casi como remedios universales. 

Albahaca

Vigorizante, tónica, digestiva, ahuyenta insectos…

Tomillo

Antiséptico, antigripal, depurativo…

Salvia

Estrogénica y reguladora hormonal, cicatrizante, ansiolítica, tónico capilar…

Mejorana

Aperitiva, tónica digestiva, diurética, antiespasmódica…

Manzanilla

Digestiva, facilitadora de la menstruación, antialérgica, sedante…

Menta

Tónica, antiviral, antifúngica, vasodilatadora, estimulante…

Estevia

Endulzante, antidiabética, vigorizante, diurética, antioxidante…

Aloe

Cicatrizante, antiinflamatorio, bactericida, calmante, regenerador celular…

Aunque las plantas seleccionadas requieren distintos tipos de tierra y tienen condiciones de cultivo algo diferentes, si utilizamos un sustrato mezcla de fibra de coco y humus de lombriz, estaremos dándoles unas condiciones estándar que, si bien quizás favorezcan más a una planta que a otra, facilitará a todas lo necesario para desarrollarse sin problemas y ofrecernos lo mejor de sí mismas.

En el macetero de las siete magníficas también debería estar el prodigioso aloe, pero dadas sus características, gran porte y condiciones de cultivo es mejor cultivarla sola en un lugar o macetero aparte.

Requisitos básicos para cultivar plantas medicinales 

Máxima iluminación directa durante al menos 4 horas al día (lo ideal son 6). Podemos colocar los maceteros en el borde de una ventana. Pero evitaremos el sol directo en las horas y días muy calurosos.

Buena ventilación a fin de que absorban del aire los elementos vitales sin que se produzcan condensaciones de humedad ni se resequen. Pero evitando corrientes de aire que provoquen una excesiva transpiración de las plantas.

Sacarlas al aire libre siempre que haga buen tiempo o durante la primavera y el verano. Los maceteros de greda retienen mejor la humedad y la temperatura, por lo que hacen de regulador térmico y refrescan el sustrato los días demasiado calurosos al evaporar agua por sus poros.

Evita colocar las macetas y las plantas cerca de calefactores o sistemas de aire acondicionado, que pueden resecar las hojas o producirles choques térmicos (de calor o de frío).

Manten el sustrato de cultivo húmedo y bien regado, evitando al mismo tiempo el apozamiento de agua que produciría asfixia de las raíces. La mayoría de plantas aromáticas soportan mejor las épocas de sequía que los excesos de agua.

 

Creemos que podría interesarte:

Deja un comentario