La fibra: beneficios e importancia

Jueves 16, febrero 2017 | 7:05 am

fibra

La importancia de consumir fibra es que el organismo humano no puede digerirla, ya que nuestro sistema digestivo no cuenta con enzimas necesarias para hacerlo.

La fibra es parte necesaria dentro de una dieta saludable y balanceada, puede consumirla en cereales, frutas, entre otros.

Para tener una dieta balanceada es necesario consumir cantidades esenciales de vitaminas, minerales, proteínas, carbohidratos, grasas y calorías. En esta dieta es muy importante consumir fibra dietética, la cual es un carbohidrato que se encuentra en los cereales, frutas, verduras y legumbres.

Lee también: Larga vida a la fruta

La importancia de consumir fibra es que el organismo humano no puede digerirla ya que nuestro sistema digestivo no cuenta con enzimas necesarias para hacerlo.

Tipos de fibra

  • Insoluble. No se disuelve en agua y se encuentra en alimentos como el salvado de trigo, granos enteros y verduras.
  • Soluble. Se disuelve en agua y se encuentra en las legumbres, avena, cebada y algunas frutas. Regula la absorción intestinal de los azúcares procedente de los alimentos.

Generalmente, por el estilo de vida acelerado que se lleva, es muy difícil consumir la cantidad de fibra necesaria en el día, por ello, es  importante un suplemento que ayude a mejorar el proceso digestivo. Para el caso está la fibra natural soluble que además de mejorar la digestión, ayuda a controlar el peso, nivela el azúcar en la sangre y reduce el nivel de colesterol.

Algunas de sus características son: no hace grumos, no se espesa, no tiene sabor, se puede mezclar con otras bebidas o alimentos.

Flan de caramelo y jengibre

Ingredientes:

  • 2 tazas de azúcar.
  • Jugo de limón.
  • 2 cucharadas de agua.
  • 4 tazas de leche.
  • 3 cucharadas de fibra natural.
  • 1 cucharada de jengibre fresco finamente picado.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.
  • 9 huevos.

Aquí vas a encontrar más recetas: Revista CocinaSana, edición Febrero 2017

Procedimiento:

1. Precalienta el horno a 325ºF.

2. En una olla sobre fuego alto mezcla ½ taza de azúcar con el jugo de limón y agua. Remueve bien hasta tener un color de caramelo. Vierte la mezcla en el molde y hazla a un lado.

3. En otra olla, calienta la leche y añade la fibra, jengibre y vainilla y mezcla bien. Cocina por 5 minutos, remueve del horno y pásalo por un colador fino para descartar residuos de jengibre.

4. En un recipiente aparte, bate el resto del azúcar y huevos. Agrega la mezcla de la leche y revuélvelo bien.

5. Vierte el flan en los moldes y coloca en una lata para hornear. Pon un poco de agua sobre la lata, de manera que cubra ¼ del molde; hornea por 70 minutos, o hasta que el flan tenga una consistencia sólida. Retira del horno y refrigera en los moldes por un mínimo de tres horas.

6. Para servir, retira el molde y sirve con la salsa de caramelo que suelta al final de desmoldar.

Creemos que podría interesarte:

Deja un comentario