Agrégale jengibre a tus platos y mejora tu salud

jueves 26, abril 2018 | 8:00 am

Alivia el dolor de cabeza

El jengibre es un remedio natural para la cefalea. Es especialmente efectivo para los dolores de cabeza asociados a cambios hormonales, como en el caso de la menopausia y del síndrome premenstrual.

El jengibre reduce la inflamación

El consumo habitual de jengibre es muy útil y beneficioso para reducir la inflamación en cualquier parte de nuestro organismo: desde el colom, las encías a las articulaciones, y se usa con éxito para artritis reumatoide, osteoartritis, etc. debido a los componentes con acción antiinflamatoria que posee, como por ejemplo los gingeroles, la capsaicina o la curcumina. Resulta muy beneficioso en casos de patologías asociadas a inflamación como es el caso de diabetes y obesidad.

Mejora las náuseas

Masticar un trozo pequeño de jengibre o rallarlo y añadirlo a un vaso de agua es un remedio casero muy sencillo que puede servir para aliviar las náuseas independientemente de la causa u origen de éstas (mareo en coche, embarazo, etc).

Mejora los problemas digestivos

Los fenoles que contiene el jengibre disminuye la irritación estomacal. Además estimulan la producción de saliva y bilis que mejoran el proceso digestivo, favoreciendo la buena absorción de nutrientes. Así mismo combate la bacteria Helicobacter pylori (causante de algunos tipos de úlcera de estómago). Este rizoma también posee acción carminativa, por lo que ayuda a eliminar gases acumulados y la distensión abdominal y otras molestias.

Estimula la circulación de la sangre

Para prevenir venas varicosas y mejorar el estado de los capilares sanguíneos, la circulación de la sangre y prevenir la formación de coágulos, incluye jengibre en tus platos o en tus infusiones. Puede ser un aliado a tener en cuenta para ayudar a prevenir dolencias de tipo cardiovascular.

Contra el resfriado y gripe

Muy conocido por ayudar a recuperarnos en casos de resfriado, catarro y gripe el jengibre también mejora la tos, garganta irritada, congestión nasal, bronquitis y problemas respiratorios.

Analgésico potente

Usado de forma interna o externa, el jengibre nos puede ayudar a reducir el dolor de tipo muscular, el dolor premenstrual y el dolor articular. También hay que añadir que el jengibre mejora la movilidad en casos de problemas musculares y articulares. Los responsables principales de la acción analgésica del jengibre son los gingeroles. Estos componentes del jengibre además poseen gran acción antioxidante.

Algunas maneras de usarlo en la cocina:

Infusiones

Jengibre rallando o cortando en láminas un pequeño trozo de jengibre (de aproximadamente 1 gramo), ponlo en una taza y añade agua hirviendo, tapa y deja reposar 5 minutos. Cuando se vaya enfriando podemos ir bebiendo poco a poco. Si lo deseas, endulza con un poco de stevia, canela o incluso le puedes añadir unas gotas de limón.

Carne

Idealmente se puede usar rallado o en polvo para marinar (si se quiere acompañado de otros ingredientes como cebolla, ajos, pimentón y sal), pero también puede añadirse rallado una vez preparada la carne, como un toque final.

Pescados

La mejor manera de aliñar tus pescados con jengibre es combinándolo con limón. Puedes simplemente ponerle ralladura y luego unas buenas gotas, o sino preparar una rica salsa. La manera más fácil de hacerla es poner a calentar el sartén, luego agregarle mantequilla (al ojo dependiendo de la cantidad de salsa que quieras preparar), el jengibre que quieras, jugo de limón y miel.

Al igual que la carne y los pescados, si quieres un aliño simple pero exótico,puedes solamente rallar la raíz y ponerla sobre tu ensalada, será un toque perfecto.

Guisos

En el caso de los guisos el uso del jengibre es más simple (pero igual de rico). Puedes hacerlo de dos maneras: incorpora un poco de jengibre picado en un sofrito y luego añádelo al guiso. Por otra parte puedes poner un trozo completo en el guiso mientras se prepara y luego retirarlo antes de servir.

Sopas

En las sopas, el jengibre suele acompañarse de zanahoria y cebolla. Para hacer un rica sopa con jengibre, debes primero saltear 1/2 taza de cebolla picada con aceite de oliva, luego agregar 500 gramos de zanahorias y dejar cocinar por 3 minutos. Posteriormente agrega media cucharada de jengibre y deja cocinar por dos minutos más. Pasado el tiempo añade un cubo de caldo a 3 tazas de agua y cocina a fuego lento por 15 minutos. Deja enfriar y vierte ambos contenidos en una licuadora hasta que mezclen.

Bebidas

Perfecto para añadir en limonadas o infusiones. Un (mínimo) rallado y ya.

Dulces

Ya conocemos las famosas galletas de jengibre. Sin embargo, en la cocina dulce no es sólo ahí donde se puede utilizar. Si lo agregas rallado a cualquier preparación quedará deliciosa, y si lo hacemos en alguna específicamente de chocolate, nivelará el “empalagoso” sabor del cacao.

 

Creemos que podría interesarte:

Deja un comentario